Marchan en defensa de detenidos

Anuncios

“Peña terminará su gobierno en un búnker militar”; reformas dispararán descontento

Orizaba, Ver.-El paquete de reformas estructurales que impulsa el gobierno federal podría ocasionar que el presidente Enrique Peña Nieto termine su administración sexenal “refugiado en un búnker militar”, sobre todo cuando la economía pública se colapse, considera el historiador Agustín García Márquez; además advierte que para entender al presidente, “hay que irnos a la lógica de Carlos Salinas de Gortari, las enmiendas actuales son la continuidad que el PAN interrumpió por 12 años”.

Para entender las reformas hay que leer a Carlos Salinas de Gortari en el libro México: una difícil transición a la modernidad. Muchas cosas que a Salinas se le quedaron pendientes las está haciendo Peña Nieto. “No creo que sea nada nuevo, sino es la continuación de algo que quedó pendiente y que los panistas interrumpieron en un momento dado que trataron de continuar, pero no tuvieron la habilidad para echarlo andar”, dice.

“Todo esto que presenta Peña Nieto, es su planteamiento de hace varios años”; las reformas, insiste, no son algo que se le ocurrió a este presidente. Ésa es la perspectiva histórica que hay que darle al momento”.

La sociedad actual, sostiene, no se compara con la del sexenio de Salinas, “pero hay mucho más experiencia de los grupos neoliberales. Ha habido una renovación entre quienes ahora están operando, son mucho más jóvenes que antes, son más disciplinados, las fuerzas represivas del Estado son mucho más organizadas. La guerra contra el narco le dio al Estado Mexicano una gran experiencia para movilizar a sus fuerzas”

“Hace 15 años –continúa– no podía movilizar 500 policías en cinco días, ahora lo hace en cosa de horas, “si bien hay una sociedad más informada, tenemos también un Estado mejor organizado en materia de espionaje, entrenamiento, manejo de inteligencia, de sus propias tropas, capacidad en general. La lucha ha subido a otro nivel”.

Pero a la vez señala que hay diferencias entre ambos personajes: “Carlos Salinas de Gortari valoraba mucho el impacto internacional, el manejo de imagen, pero Peña Nieto no. Hay una gran diferencia. A él no le importa que se mueva su imagen negativamente en las redes sociales, hay una impresión de que no le importa su futuro político. Se ha sacrificado en términos de imagen política.

”El problema se va agravar cuando los excedentes del petróleo se agoten y sean insuficientes para sostener incluso el gasto corriente. Entonces ya no nada más van a ser los maestros los que estén en pie de lucha, van a ser incluso los empleados estatales e incluso puede perder el control del ejército y de la marina y si no tiene dinero para pagar los cuerpos represivos, va a perder el control de este país”.

–¿Cómo se encuentra el país?

–Tenemos un Estado débil, con poco espacio de maniobra, tiene poco financiamiento. Ya no tenemos capacidad para pedir más préstamos y ya no hay más paraestatales para vender, entonces les urge obtener más fondos económicos y va a haber un desastre mayor.

 

 
FERNANDO INÉS CARMONA
 
 

Tensión en la sierra; maestros y padres de famlia se atrincheraron en Yuribia

Los maestros y los que no lo son están armados con machetes, palos y piedras. Docentes y padres de familia decretaron toque de queda a partir de las 20:30 horas. Los mentores piden hablar con el Gobernador.
Por: Armando Ramos Álvarez Fuente: Diario Presencia
martes, 15 de octubre de 2013 22:50

La toma de la presa Yuribia a manos del magisterio cumplió 72 horas y se extendió al municipio de Tatahuicapan.

Maestros y padres de familia decretaron toque de queda a partir de las 20:30 horas y, al mismo tiempo, se atrincheraron en el pueblo.

En tanto, patrullas del Mando Único realizan rondines en la localidad, aunque sin acercarse a las instalaciones de la presa, que se encuentra blindada por retenes y barricadas hechas a base de árboles derribados en el camino al acueducto.

A lo largo del camino que conduce a la planta potabilizadora hay retenes, filtros, personas que controlan el acceso.

Nadie da información. Los profesores y los pobladores hablan en dialecto para evitar que se filtre cualquier detalle a los reporteros y fotoperiodistas que han dado cobertura al conflicto que desde hace tres días tiene a medio millón de personas sin agua amen de las diversas acciones y movilizaciones del magisterio.

Los maestros y los que no lo son están armados. Portan machetes, palos y piedras en mano o atados a su cintura.

Los periodistas no pasan, y si logran avanzar son escoltados hasta por tres personas pero no llegan hasta el campamento de los mentores. Para ellos está prohibido tomar gráficas.

A diferencia de los dos días anteriores el ambiente es muy tenso y el trato hostil.

Los mentores exigen que se ratifique la misma minuta que se firmó hace un mes en aquella zona, en la que se garantizaba que no habría represalias en su contra, incluyendo despidos o descuentos en el salario de los profesores.

Piden hablar con el gobernador Javier Duarte de Ochoa o, en el peor de los casos, con el secretario de gobierno, Erick Lagos Hernández, de lo contrario esta situación continuará.